Morfología

Home  /  Morfología

La raza Carranzana procede del tronco Churro, cuyo representante ancestral es el Ovis aries celticus. Son ovinos de perfil convexo a ultra-convexo, y orejas largas, tamaño más bien grande y proporciones alargadas. Animales eumétricos, de proporciones longilíneas y caracterización sexual definida. Piel fina y sin pliegues para todas las regiones corporales, con las zonas desprovistas de lana cubiertas de pelo fino. Las hembras no suelen presentar cuernos, mientras que en los machos, cuando aparecen, adquieren gran desarrollo y adoptan la forma espiral.

Existen dos variedades o ecotipos de oveja carranzana, de cara rubia y de cara negra. La primera es ligeramente más grande, de coloración generalmente rubia, de diferente intensidad. A veces uniforme, de tonalidad similar a la capa alazán. Un rubio-rojizo (“Marino”) generalizado en cabeza y extremidades aunque la tonalidad puede variar hasta el blanco. La segunda es de coloración negra en la cabeza y extremidades, variando de igual forma en intensidad, aunque en menor medida. Poseen un característico vellón abierto de color blanco, el cual recubre el tronco y deja libre la cabeza, axilas, vientre, bragados y extremidades. Está formado por mechas puntiagudas con fibras gruesas, largas y de diferente longitud y diámetro.

El peso de los animales adultos varía en función de la zona de explotación y sistema de manejo aplicado. No obstante, se puede estimar entre 55 y 65 Kg. el de las ovejas, y entre 80 y 90 Kg. el de los machos. En general, se trata de animales armónicos.

 

ovejaperfil